Rechaza jubilación por atender a pacientes con COVID y muere contagiada

Una enfermera perdió la vida a causa del coronavirus meses después de que formara parte del personal de atención de primera línea

a

A lo largo de la pandemia del COVID-19 hemos sido testigos de numerosas muestras de responsabilidad, amor por su vocación y entrega por parte del personal de salud, tal como la historia que les presentamos a continuación que tiene como protagonista a una enfermera.

Su nombre es Betty Grier Gallagher, de 78 años de edad, quien desde que inició la emergencia sanitaria formó parte de los trabajadores médicos que están en primera línea contra el coronavirus, esto pese a que sus compañeros pedían que permaneciera en casa ya que forma parte del sector vulnerable de la población.

Pero su amor por su vocación y con el objetivo de ayudar a los pacientes la mantuvo firme en el Coosa Valley Medical Center de Alabama, Estados Unidos hasta que perdió la vida tras contagiarse del virus del SARS-CoV-2.

Rechazó su jubilación para seguir atendiendo a los enfermos

La historia de ‘Miss Betty’, como era conocida por los profesionales jóvenes, ya le dio la vuelta al mundo ya que decidió rechazar su jubilación por continuar trabajando y ayudando a los enfermos.

Gallagher trabajó en la institución médica de Alabama durante 43 años, tiempo en el que siempre atendió a sus pacientes con la mejor actitud, disposición y brindando una gran sonrisa, desafortunadamente falleció el pasado 10 de enero, un día antes de cumplir los 79 años de edad.

“No lo hizo para sobresalir. Lo hizo porque así es ella, esta era su vocación. Este era su propósito y plan para su vida”, comentó su hija Carson Grier Jr. a los medios de comunicación locales.

The whole CVMC family is deeply saddened by the loss of our ER nurse, Mrs. Betty Grier Gallaher, to the COVID-19...

Publicado por Coosa Valley Medical Center en Martes, 12 de enero de 2021

Por medio de su cuenta de Facebook, Coosa Valley Medical Center compartió una foto de Betty, acompañada de un mensaje donde destacaron su entrega como enfermera.

“La Señora Betty siempre tenía una sonrisa en su rostro y fue nuestra animadora. Ella era enfermera. Ella encarnó el espíritu de cuidar a los pacientes tanto en mente, cuerpo y espíritu. Siempre fue amable y se preocupó profundamente por sus pacientes. Lamentamos su pérdida y celebramos su vida. Extendemos nuestro más sentido pésame a su familia”, fue parte del mensaje que acompañó a la postal.