Pierde Carmen Lilia el primer round

La diputada, Carmen Lilia Canturosas Villarreal, recibió un severo revés en su lucha por hacer válido su nombramiento como coordinadora de la bancada de Morena en el Congreso del Estado.

El Juez Decimosegundo de Distrito, Francisco Manuel de Rubin Celis Garza, decretó improcedente su demanda de amparo contra la decisión del presidente de la Junta de Coordinación Política, Gerardo Peña Flores, de negarle validez a la designación como coordinadora que le extendió la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

El juicio fue sobreseído porque el Juzgador consideró que Canturosas estaba reclamando violación a derechos políticos los cuales no son perseguibles en vía de amparo.

Pero no todo está dicho. La del Juez no es la última palabra porque la diputada es abogada y seguramente hará uso del recurso de revisión para que sea un Tribunal Colegiado el que emita una nueva resolución. El juicio apenas comienza.

Lo relevante aquí es que las dirigencias de Morena, la estatal y nacional, han sido incapaces de llegar a un acuerdo para poner fin a la disputa por la coordinación de la bancada y con ello unir a los 10 diputados.

Mientras eso ocurre, los beneficiados con esa desunión es la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) y particularmente Gerardo Peña Flores, quien definitivamente no quiere cederle un asiento en la Junta de Coordinación Política a Canturosas, a lo cual se vería obligado en caso de que ésta gane la batalla por la coordinación morenista.

Peña ha dicho que nada tiene que ver en la disputa por la coordinación de Morena ya que él solamente está acatando el primer oficio de nombramiento que llegó a la Junta de Coordinación Política, en el que se designaba para el cargo a Edna Rivera López.

Pero la realidad es otra. Desde mucho antes de que iniciara la legislatura hubo manos externas que maniobraron para bloquear a Canturosas como coordinadora.

Vistas de esa forma las cosas, la sentencia del Juez de Distrito constituye apenas el primer round de un pleito judicial que va para largo.

Por cierto que, no está por demás decir que cuando se interpuso la demanda de amparo, un aliado de Canturosas, el reynosense Rigoberto Ramos Ordoñez, les aseguró a los periodistas que el amparo promovido era contra el dirigente estatal de Morena Enrique Torres Mendoza y no contra Peña Flores.

Sin embargo, al darse a conocer la sentencia del Juez quedó claro que Ramos faltó a uno de los tres principios emblemáticos de la “4T”: el de “No mentir”.

¿Por qué lo hizo? Seguramente porque en aquellos días el morenista había andado muy amistoso con el Presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de la bancada mayoritaria del PAN.

EL RESTO

INSISTE.- Roberto, “El Boby”, Hernández Báez, insiste en que será el próximo Secretario de Salud del Gobierno del Estado.

El ex delegado del IMSS y ex colaborador en el gobierno de Eugenio Hernández Flores, cruza apuestas a que será el sustituto de Gloria Molina Gamboa.

El problema para el hombre es que trae una historia bastante negra como servidor público, que no hace consonancia con la política anticorrupción del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Y es que si bien es cierto que sería el Secretario de Salud del Estado, también lo es que manejaría recursos federales.

ASÍ ANDAN LAS COSAS

[email protected]