Critica Obispo la reforma educativa

Opina que se trata más de una reforma laboral. "Gobernantes piensan que ser maestro es una cosa muy fácil y la verdad no"

 
Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La lucha que está encabezando el movimiento magisterial en contra de la Reforma Educativa es justa, ya que el Gobierno Federal no promulgó una ley que busca mejorar el sistema educativo en México, más bien, está enfocada su terminología a lo laboral, así lo consideró el obispo de la Diócesis de Victoria.

Antonio González Sánchez dijo "siento que el Gobierno está usando, según yo, mal la terminología, yo siento y pienso que no es una reforma educativa, es una reforma laboral" agregando que el Gobierno Federal en concreto la Secretaría de Educación Pública se está cerrando a todo diálogo con los maestros para atender esta inconformidad.

Entrevistado al término de la misa dominical en la Catedral ‘Sagrado Corazón de Jesús’, el obispo señaló que los maestros junto con los campesinos deben ser los sectores mejores pagados en el país, más sin embargo, no es así.

"Me parece que mucha gente entre ellos los gobernantes piensan que ser maestro es una cosa muy fácil y la verdad no, y más si pensamos en esos Estados del sureste o concretamente Guerrero, Oaxaca o Chiapas que a veces los maestros tienen que desplazarse grandes distancias a veces a pie o a veces en animal", mencionó.

Las diversas movilizaciones que el sector magisterial ha encabezado en ciudades de varios Estados no han sido la mejor forma de manifestarse, ya que se están llevando ‘entre los pies’ a gente inocente y eso no es justo, sentenció Monseñor quién espera que en Tamaulipas no se registren ese tipo de manifestaciones.

"Tal vez la manera de manifestarse de los maestros no sea la adecuada, puede ser que sea cierto pero también puede ser que quieren que les hagan caso, pero tristemente se están llevando entre los pies a gente inocente y eso también no se vale, y ojalá que eso no llegue hasta acá", mencionó.

Espera que el Gobierno entre a un diálogo con los movimientos magisteriales a fin de atender este problema y no crezca en todo el país.

"Yo lo veo como un problema muy complejo, pero también tal vez los profesores están pidiendo más de lo que se les puede dar, esperemos que no se cierren totalmente al diálogo".