¿Quién es el hombre detrás del meme de la sonrisa incómoda?

¿Cuántas veces no hemos visto este meme? Conoce la historia de András Arató, el hombre que saltó a la fama luego de formar parte de una serie de fotografías de stock para una compañía
FOTO 1

Todos en algún momento mientras navegamos por redes sociales hemos visto el rostro de un hombre con una expresión incómoda y una sonrisa poco convincente, casi hasta de angustia. Se trata de uno de los memes más virales de la historia del internet. Pero, ¿quién está detrás de esa legendaria imagen y cómo fue que terminó convirtiéndose en un meme? Aquí te contamos su historia.

FOTO 1

Detrás de este meme está una persona a la que todos llaman “Pain Harold”, pero en realidad es un hombre húngaro, de 75 años, de nombre András Arató, quien saltó a la fama en internet luego de formar parte de una serie de fotografías de stock para la compañía “Hide the Pain Harold” durante el año 2011. Aunque la idea del proyecto era que el señor simplemente fuera la cara de la empresa, pronto su rostro comenzó a viralizarse en la red.

Al principio no le gustaba

Al principio András, un ingeniero de profesión, se sentía muy mal al verse como un meme. Ha contado en diversos medios de comunicación que para él “fue una experiencia chocante porque nadie quiere ver su propia cara como sujeto de bromas”. Incluso llegó un punto en el que quería destruir todas sus fotografías y que la gente se olvidará de él, pero estaba seguro de que jamás ocurriría; cinco años fue el tiempo que tardó en aceptar lo que en ese momento consideró una desgracia.

El hecho de que su cara fuera conocida a nivel mundial, provocó que varias personas comenzaran a intentar comunicarse con él para peticiones de entrevistas.

 

“Esto interfería en nuestra vida privada y no me gustaba cómo me mostraban. La gente pensaba que no era una persona real, que era una creación de photoshop, incluso alguien me pidió pruebas de que existía”, declaró.

Una historia de éxito a partir de un meme

Con el tiempo el señor se dio cuenta de que había decenas de personas en Facebok que se hacían pasar por él, por lo que decidió crear su propia página de fans; desde ese momento comenzaron a llegarle ofertas de trabajo y, actualmente, dedica su tiempo a viajar por el mundo participando en anuncios, dando conferencias o asistiendo a eventos.

La fama de un meme que en un principio fue percibida como algo negativo, llevó a András Arató a ser el rostro de muchas empresas. Hoy, orgulloso de esta casualidad de la vida, se la pasa compartiendo su experiencia en cualquier lugar al que va.

Aquí una TED Talk de cómo este suceso le ha cambiado la vida: