¿Qué le pasa a tu cuerpo si comes avena a diario?

La avena es una de las mejores opciones que puedes elegir.
FOTO 1

La avena es un cereal proveniente de la planta herbácea de recolección anual, la cual brota una espiga en la que se obtiene la semilla y luego se elaboran los trozos de avena.

Por la época de primavera se siembra en lugares templados para poder ser recolectados, aún existen distintas variedades o sub tipos de avena, los copos que se extraen de su especie principal es la que comúnmente consumimos.

Información relacionada: Alimentos que ayudan a mejorar el estado de ánimo Te dejamos una lista con los 10 beneficios más importantes que otorga consumir avena:

Ayuda con la pérdida de peso Desayunar avena mantendrá satisfecho a tu estómago durante más tiempo que si tomas cualquier otro Este cereal contiene carbohidratos de absorción lenta, es decir, te mantienen saciado y te quita las ganas de comer a cada rato.

Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre Es recomendable para las personas que sufren diabetes; debido a que contiene fibra que ayuda a reducir la absorción de azúcar en el intestino, y por tanto, también disminuye los niveles en la sangre.

Mejora la digestión Es recomendable para personas que sufren de estreñimiento, debido a su alto contenido en fibra soluble, que facilita el tránsito intestinal. La avena ayuda a digerir los alimentos y regula nuestro sistema digestivo llegando incluso a mejorarlo.

Previene el cáncer Al igual que otros granos vegetales, la avena tiene infinidad de sustancias fotoquímicas, que tienen una alta relación con la prevención del desarrollo de cáncer.

Estabiliza el colesterol Un componente de la avena llamado Beta-glucano (fibra) actúa de manera beneficiosa para las personas afectadas por el colesterol.

Consumir el grano todos los días es una buena forma de bajar los niveles de triglicéridos y colesterol malo en sangre.

Gran fuente de energía y protección Es recomendable consumirla a primera hora de la mañana o antes del mediodía, sobretodo quien pasa muchas horas fuera de casa. Como añadido, la avena ayuda a las células inmunitarias a localizar las enfermedades y eliminar las bacterias causantes.

Previene enfermedades El consumo de avena previene el hipotiroidismo, ya que contiene yodo, mineral que hace funcionar correctamente la glándula tiroidea. Además, las propiedades expectorantes y mucolíticas de la avena, mejoran los problemas de tos y bronquitis. Un aumento de este tipo de cereales puede reducir hasta en un 50 % el riesgo de asma en niños. Ayuda al sistema nerviosos y a los huesos.

Gracias a las vitaminas del complejo B que contiene la avena, desarrolla, mantiene y equilibra el funcionamiento del sistema nervioso.

En cuanto a los huesos, cuenta con una gran cantidad de calcio que ayuda a evitar la desmineralización de los huesos, y por tanto previene la osteoporosis.

Regenera los tejidos La avena es una fuente de proteína de gran valor, gracias a sus ocho aminoácidos, lo que permite formar tejidos nuevos en el cuerpo.

Aliada a los tratamientos de belleza Las propiedades de la avena no se aprovechan sólo al ingerirla. También podemos usarla para nuestra rutina estética.

Por ejemplo, si la mesclamos con una crema hidratante podemos convertirla en un exfoliante para el rostro. La avena, absorbe toda la suciedad y residuos que se acumulan en los poros, manteniendo balanceado de forma natural el Ph de la piel.