Madre entrega a su hijo a la policía tras enterarse que robó un auto

La madre identificó a su hijo adolescente luego de que el video del robo en el que participó se volviera viral
a

Una madre amorosa es capaz de hacer todo para que sus hijos sigan el camino correcto y no anden en malos paso, si bien también es común que también perdonen todos los errores de sus hijos, por ello recientemente se volvió viral el caso de una preocupada madre que decidió entregar a su hijo de 15 años a la policía, tras observar un video en el que se ve al joven robando un automóvil en compañía de sus amigos.

El robo por el que esta madre entregó a su hijo a las autoridades, tuvo lugar en Chile en la comuna de Maipú el pasado 28 de marzo, cuando alrededor de las siete de la noche, cámara de seguridad de un domicilio captaron el momento en el que cinco sujetos amagaron y despojaron de su vehículo a una mujer que realizaba entregas a domicilio.

Tras cometer el robo el grupo de asaltantes se dieron a la fuga, dejando a la repartidora sin su vehículo, prácticamente de inmediato la grabación del asalto se volvió viral buscando dar con los responsables.

Al verlo en el video su madre lo entregó 

Luego de que las imágenes fueran difundidas ampliamente por todo Chile, la madre de uno de los asaltantes observó el video dándose cuenta de que su hijo adolescente había participado en el hecho por lo que sin dudarlo llevó a su hijo ante las autoridades, donde el joven fue detenido bajo los cargos de robo con violencia.

El curioso acto fue confirmado por la fiscal de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la Fiscalía Metropolitana, Lorena Soto, quien aseguró a medios que la madre del adolescente infractor arribó a la fiscalía de manera voluntaria para presentar una denuncia en contra de su propio hijo, quien ya tenía antecedentes por el mismo delito.

Como era de esperarse la entrega de su propio hijo ha generado infinidad de reacciones en redes sociales, en su mayoría resaltando la actitud de la mujer, pues no todas la madres serían capaces de entregar a su propio hijo para “enderezar su camino”.