Madre atropella y abandona a su hijo en un río

Lo reportó como desaparecido.
a

Autoridades de la ciudad de Middletown, en Ohio, Estados Unidos, compartieron el polémico caso de una madre que, tras atropellar a su hijo y abandonar su cuerpo en un río, acudió a la estación de policía para reportarlo como desaparecido.

De acuerdo con el jefe de policía de Middletown, Brittany Gosney, de 29 años, había intentado abandonar a su hijo James -de 6 años de edad- en el estacionamiento del parque ‘Rush Run’ cuando, accidentalmente, atropelló al niño y todo se salió de control. Para deshacerse del cuerpo, la mujer decidió arrojar el cuerpo en un río.

Reporte de desaparición no era “normal”: Policía de Middletown

David Birk, jefe de policía de la ciudad, detalló que la denuncia presentada por Brittany y su novio James Hamilton, no era “normal”, pues el niño llevaba “muchas horas desaparecido” y su madre parecía “muy serena”.

“Fue un poco inusual porque, por lo general, cuando hay un niño desaparecido, lo primero que hacen como padres es ponerse en contacto con la policía. A pesar de ello, en solo cuestión de horas, todos los elementos de seguridad locales se encontraban reunidos en el lugar de los hechos para unir las pruebas.”David Birk

Luego de arduas investigaciones en el lugar de los hechos, la pareja confesó haber asesinado al niño y arrojado el cuerpo a un río. Según la declaración de Brittany, ella “intentó abandonar a James en el estacionamiento del parque Rush Run, el pasado viernes. Cuando él intentó regresar al automóvil con su madre, ella lo atropelló y se fue, dejando ahí tirado el cuerpo.”

a

“Media hora después, la mujer habría regresado al parque y encontró a su hijo muerto. Entonces lo metió en su coche y se dirigió a su casa en Middletown. La noche siguiente Gosney y Hamilton habrían conducido hasta un puente sobre el río Ohio, donde arrojaron el cuerpo del menor James.”David Birk

Conceden a madre, derecho a fianza

A pesar de que la mujer dijo padecer una "discapacidad de aprendizaje" para librarse de la condena, la policía de Middletown procedió a iniciar un juicio en su contra por el asesinato de su hijo. “Parecía comunicarse bien. Ella entendió el bien del mal. Ella entendió sus derechos constitucionales“, afirmó el jefe de policía. 

No obstante, las autoridades determinaron que la mujer tendría derecho a pagar una fianza de más de 20 millones de pesos, por su libertad. 

Mientras que a su pareja, James Hamilton, se le imputan cargos de abuso de un cadáver y manipulación de pruebas. Las autoridades estatales además, tienen bajo su custodia a los otros dos menores que vivían con la pareja.