Lo arrestaron por escuchar música a todo volumen y muere en la cárcel

El adulto mayor violó una orden de restricción que le prohibía tocar y escuchar música clásica
a

Murió Ian Trainer, el adulto mayor condenado por escuchar música clásica a todo volumen en el Reino Unido. Su fallecimiento se produjo en prisión, donde cumplía una pena tras violar la orden de restricción que también le prohibía tocar de las 00:09 a las 22:00 horas, ya que durante toda la noche nadie más puede hacerlo.

Tenía 83 años y ya había sido arrestado en otras ocasiones por el mismo motivo, así que no podía superar el nivel normal de conversación que se considera superior a 65 decibelios, pero el anciano no lo cumplió. En consecuencia, fue detenido el pasado 17 de diciembre de 2019.

Fue el vecino Thomas Michael Thompson quien llegó hasta un juez para quejarse de la "contaminación acústica" que era "increíble y no sólo un día a la semana, sino los siete días". Para cuando Ian Trainer fue cuestionado, simplemente contestó que le gustaba escuchar la emisora Classic FM a un volumen muy alto porque así la disfrutaba y había perdido audición en un oído.

a

Pero al proponerle usar audífonos, se negó porque presuntamente no los podía llevar por prescripción médica, así que sólo le pidieron que dejara de escuchar música a todo volumen. No obstante, el anciano siguió con la misma actitud y por este motivo la policía regresó para llevárselo preso.

Recientemente, el Ministerio de Justicia confirmó que Trainer había muerto: "El prisionero del HMP Liverpool, Ian Trainer, murió en el 23 de noviembre. Se ha informado al Defensor del Pueblo de Prisiones y Libertad Condicional", aunque no confirmaron el motivo de su fallecimiento.

Al respecto, un portavoz del Servicio de Prisiones dijo: "Este pobre hombre debería haber sido tratado por sus oídos. Su salud mental debió haber sido analizada para saber por qué siguió infringiendo las restricciones". Con respecto a sus vecinos, estos se han negado a emitir declaraciones.