La terrorífica historia de Elisa Lam; el misterio del video del ascensor

La última vez que se la pudo ver estaba actuando de forma extraña en la grabación de la cámara de seguridad del ascensor, y desde entonces se ha convertido en objeto de decenas de teorías conspirativas en Internet.
FOTO 1

En 2013, las últimas imágenes de Elisa Lam procedían de unas grabaciones pixeladas de la cámara de seguridad del ascensor del Hotel Cecil. La joven de 21 años parece frenética y paranoica en los cuatro minutos de grabación: pulsa varios botones, se asoma nerviosa por las puertas y se esconde inmóvil contra la pared del ascensor de lo que parece ser una persona invisible.

Las imágenes se han hecho tristemente célebres, ya que se convirtieron en virales en febrero, después de que la policía las difundiera por primera vez para pedir pistas sobre el caso de la desaparición de Lam.

Decenas de detectives de Internet se sumaron al caso de la joven desaparecida, y las teorías sobre actividad paranormal, una figura amenazante fuera de la cámara y la manipulación del vídeo empezaron a difundirse rápidamente en la red.

No ayudó el hecho de que la turista canadiense, que fue vista por última vez el 31 de enero de 2013 durante la etapa de Los Ángeles de su viaje por la Costa Oeste, se alojara casualmente en el tristemente célebre Hotel Cecil, un lugar emblemático de la zona conocida como skid row, famoso por su oscura historia y el crimen. La primera temporada de Escena del crimen: desaparición en el hotel Cecil, la nueva serie de Netflix de Joe Berlinger, de Joe Berlinger, trata de desmitificar el Cecil, y al hacerlo, lógicamente, logra desmitificar el desgarrador caso de Elisa Lam.

El Hotel Cecil, situado en el centro de Los Ángeles, tiene fama por las muertes que se han sucedido allí.

Más de una docena de asesinatos y suicidios han tenido lugar en el Hotel Cecil y sus alrededores desde su inauguración en 1927. Se dice que Elizabeth Short, la Dalia Negra, fue vista en el Cecil días antes de su asesinato, y el hotel sirvió de residencia temporal a los asesinos en serie Richard Ramírez y Jack Unterweger en algunas ocasiones.

La docuserie disipa en gran medida su reputación de sitio maldito indagando en la problemática historia socioeconómica de la zona, y en la función que en parte cumple el hotel como vivienda para personas con bajos ingresos.

Pero Lam no había reservado una estancia en el Cecil.

La estudiante de Vancouver, que llevaba tiempo planeando un viaje en solitario por la costa de California, optó por alojarse en el Stay on Main, un albergue económico del centro de la ciudad, para la etapa de Los Ángeles de su viaje.

El documental revela que el Cecil había convertido la mitad de sus plantas en el Stay on Main en el momento del viaje de Lam, en un intento de comercializarlo entre los viajeros y mantener al mismo tiempo sus residencias de larga duración en plantas separadas.

Aunque las dos propiedades tenían vestíbulos y entradas diferentes, el Hotel Cecil y el Stay on Main compartían ascensores. Por eso, entre otras razones, el vídeo de Lam en el ascensor el último día que se la vio con vida asustó a tanta gente en Internet.

FOTO 1

La desaparición de Lam fue denunciada poco después de que no dejara su habitación el 1 de febrero de 2013.

La docuserie relata varios sucesos destacables antes de su desaparición: el hotel había trasladado a Lam de una habitación compartida a una privada porque había estado molestando a la gente con la que compartía estancia.

A principios de esa semana había sido escoltada fuera de una grabación de televisión por su comportamiento perturbador, y la gerente del hotel en ese momento, Amy Price, describió un arrebato que Lam tuvo también en el vestíbulo del hotel.

Cuando se descubrió que todas las pertenencias de Lam -incluidos su carné de identidad, su medicación y su equipaje- se habían quedado en su habitación, grupos de búsqueda formados por policías y perros recorrieron las calles del centro y los pasillos del hotel.

Pero no descubrieron nada. Así que, sin ninguna pista, decidieron hacer públicos los cuatro minutos de grabación de Lam en el ascensor el 14 de febrero, provocando un frenesí en Internet y en los medios de comunicación.

El 19 de febrero de 2013, veinte días después de que se viera a Lam por última vez, un empleado del hotel fue enviado a la azotea del mismo para comprobar los depósitos de agua tras varias quejas de los huéspedes sobre la baja presión y el agua turbia que salía de los grifos.

Fue entonces cuando se descubrió el cuerpo de Lam, flotando desnudo en uno de los cuatro grandes depósitos que suministraban el agua al hotel.

FOTO 1

El caso se cerró en junio de 2013, y la causa de la muerte de Lam fue catalogada como accidental por ahogamiento, con el trastorno bipolar como un factor importante. Según el forense que aparece en la docuserie, su autopsia reveló que no había estado tomando la dosis completa de su medicación en el momento de su muerte.

Pero el sorprendente comportamiento de Lam en el ascensor y el persistente misterio de cómo subió al tejado cerrado y al tanque mantuvieron a una comunidad de YouTubers, Redditors y detectives de Internet sospechando sobre las circunstancias y buscando pistas.

Tal y como describe en la docuserie de Netflix, las inexplicables coincidencias y las rarezas del caso -como la extraña similitud con el argumento de la película de terror de 2005 Dark Water o una prueba de tuberculosis administrada por el gobierno en la zona en aquel momento, titulada "Lam-Elisa"- mantuvieron a los teóricos de la conspiración activos en Internet durante años tras la muerte de Lam.

El documental analiza el caso con nuevas entrevistas a investigadores, detectives de Internet e historiadores, narradas en parte por extractos leídos del Tumblr de Lam, que utilizaba como una especie de diario online, y con recreaciones gráficas de la escena del crimen.

Transmite hasta qué punto el trágico caso de Lam se convirtió en un mito paranormal en la cultura pop y en Internet.

Y aunque las recreaciones del documental de Berlinger pueden resultar a veces mórbidas y poco comprensivas, el objetivo de la serie de cuatro capítulos es un análisis racional de las circunstancias socioeconómicas y los hechos del caso.

El documental hace todo lo posible por comprobar los hechos de varias de las teorías conspirativas más destacadas sobre el caso Lam. Por ejemplo, una teoría afirmaba que el vocalista de una banda alemana de metal había matado a Lam, pero la docuserie señala que el músico estaba en México en el momento de la muerte.

Sin presentar necesariamente nuevas pruebas, el documental desvela en gran medida el misterio que rodea el caso al presentar el testimonio de primera mano del forense, los investigadores y el personal del Hotel Cecil, que hasta entonces no habían hablado públicamente del asunto.

Al final de los cuatro episodios, aunque el misterio de cómo acabó Lam en el tanque de agua sigue sin ser resuelto, se entiende que el caso es una tragedia relacionada con la salud mental de una joven, y no una historia de terror paranormal.

La docuserie se esfuerza por explicar de forma lógica y minuciosa los mayores puntos de discrepancia de Internet con la investigación, y así da una sensación de cierreal caso.