Extraen bola de pelos de 15 centímetros del estómago de una niña

La niña sufría de recurrentes dolores abdominales a causa de la bola de pelos
a

Una niña de 12 años con una bola de pelos en el estómago fue sometida a una cirugía para retirarle el 'tricobezoar' (acumulación de pelos consumidos por una persona o un animal) y poner fin a los recurrentes dolores que padecía en el abdomen.

La menor de edad, originaria de la república de Buriatia, Rusia, también sufría de vómitos y pérdida de apetito hasta que los médicos le realizaron un análisis por endoscopía, encontrando una obstrucción del tracto digestivo que comenzaba en la parte inferior del esófago. Ahora una foto de la bola de pelos está en la cuenta de Instagram del hospital clínico infantil.

Posteriormente, una imagen por rayos X reveló la presencia de un bulto similar a un tumor. De acuerdo con los cirujanos, la bola de pelos medía al menos 15 centímetros de largo y recordaba el aspecto de una bota de fieltro de lana. En cuanto a la paciente, esta ya ha sido dada de alta.

Desde el hospital se confirmó que el personal médico de la zona nunca había visto un 'tricobezoar' de semejantes proporciones en toda su carrera profesional. Por este motivo, aconsejaron a los padres de la niña a prestar más atención a los malos hábitos de sus hijos para prevenir este y otros tipos de problemas.

Las bolas de pelos también pueden llegar hasta el interior de nuestro cuerpo a través de los besos que les damos a nuestras mascotas. Pero además, un estudio realizado por la Universidad Kitasato en Japón, reveló que el hocico de perros y gatos tiene una bacteria que al entrar en contacto con los fluídos humanos puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de estómago.

La investigación, a cargo del profesor Masahiko Nakamura, explica que existe la presencia del patógeno Helicobacter Heilmanni en la saliva, desechos fecales y en zonas bucales de las mascotas, por lo que no es recomendable tener este tipo de acercamientos con los animales.