Con tantita pintura sale el “rayoncito”

El conductor huyó a pie y dejó abandonado el automóvil
a

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Un hombre en presunto estado de ebriedad, perdió el control del volante y se estrelló contra una luminaria, después bajó de su vehículo y se dio a la fuga a pie con rumbo desconocido.

Se trata del conductor de un Chevrolet tipo Malibú, que se desplazaba de oriente a poniente por el libramiento Naciones Unidas.

a

A la altura de la gasolinera Marli, el Malibú se proyectó hacia una luminaria donde rebotó y finalmente estuvo a punto de caer a un tren pluvial.

Debido al golpe, prácticamente todo el lado izquierdo del automóvil quedó deformado.

Por su parte el chofer bajó de su vehículo, luego huyó con rumbo desconocido y dejó abandonado el Malibú.

Los tránsitos llegaron para hacer el peritaje correspondiente.

a

Según las primeras indagaciones, el Malibú era manejado a exceso de velocidad y además el conductor estaba en estado de ebriedad, y es que el vehículo estaba impregnado a un olor alcohol y se encontraron algunas latas de cerveza.

Al no estar el conductor presente, no fue necesaria la intervención de los paramédicos y se solicitó una grúa para remolcar el auto al corralón.