Se mata de un plomazo

El hombre fue ingresado al hospital donde murió horas más tarde

FOTO 1

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Un hombre se quitó la vida con un disparo en la cabeza, sorprendentemente no murió al instante, siendo en el hospital donde finalmente falleció.

Los hechos se registraron en una vivienda particular ubicada en la calle Pitágoras, cuadra 9300, de la colonia Enrique Cárdenas González, en el municipio de Nuevo Laredo.

En este lugar, un hombre identificado como Alberto “N”, de 32 años de edad, atentó contra su vida.

El masculino utilizó una arma de fuego calibre .38, con la cual se disparó en la cabeza.

Algunos vecinos que escucharon el estruendo se asustaron y llamaron al 911, solicitando ayuda.

Atendiendo el llamado de auxilio, los agentes de la Policía Estatal llegaron al lugar y encontraron al hombre tendido sobre el suelo, en un charco de sangre.

En tan solo unos minutos arribaron los paramédicos de Protección Civil, quienes valoraron al masculino, el cual aun presentaba signos vitales.

Las unidades médicas llevaron a Alberto “N” al Hospital General para que recibiera atención médica.

Lamentablemente, horas más tarde el hombre perdió la vida debido a la lesión que se inflingió.

Hasta el momento se desconoce las razones del sujeto para atentar contra su vida.

algunos de sus conocidos alegaron que al hombre le gustaba embriagarse y pudo haberse quitado la vida cuando se encontraba en estado de ebriedad.

Los agentes investigadores se hicieron presentes en el lugar de los hechos y realizaron las indagaciones correspondientes, mientras que el personal forense realizó el levantamiento del cuerpo para la práctica de la autopsia de ley.