Por toser muy fuerte, se rompió una costilla

La fractura también originó una hernia en la pared de su tórax.

Una mujer de 66 años se fracturó una costilla tras sufrir un ataque de tos en Massachusetts, Estados Unidos. 

Al inicio, la tos seca de la mujer fue diagnosticada por los médicos como gripe, sin embargo, al no presentar mejoría, sufrir constantes ataques respiratorios y comenzar a sentir un dolor en su costado derecho, decidió visitar de nuevo al médico. 

Cuando el doctor examinó a la paciente, se encontró con un gran moretón que iba de la caja torácica a su cadera, por lo que optó por realizarle una tomografía. 

a


El estudio reveló que el dolor y el moretón se debían a una fractura desplazada de su novena costilla, la cual se había roto y sus dos extremos se habían separado, de acuerdo con el portal El Debate. 

La fractura también originó una hernia en la pared de su tórax, según informes del New England Journal of Medicine. 

a

Después de analizar una muestra tomada con hisopos en su garganta, el doctor le diagnosticó a la mujer tos ferina, infección bacteriana altamente contagiosa en los pulmones y vías respiratorias; sus síntomas son parecidos a los de la gripe común, como secreción nasal, ojos rojos y llorosos, dolor de garganta y temperatura ligeramente elevada.

A pesar de que la víctima se vacunó contra el virus años atrás, contrajo la enfermedad, sin embargo, logró recuperarse gracias a un tratamiento de antibióticos y a una cirugía a la que fue sometida para sanar el resto de sus heridas.