5inco

“Seguiré de paramédico hasta que Dios quiera”

Jorge Escobar Mata lleva 27 años auxiliando a las personas, en emergencia

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Desde los 14 años de edad, Jorge Escobar Mata está haciendo realidad su sueño.

Mientras estudiaba la secundaria, fue invitado a conocer cómo la Cruz Roja Mexicana salvaba vidas: acudió, le gustó y se quedó.

A 27 años de esa invitación, ahora es un Técnico en Urgencia Médica.

“Realmente es bonito estar aquí, toda una etapa de mi vida, entré en un área de juventud, estuve en capacitación, después con los socorristas y ahorita estamos ahí pero en el área de las ambulancias”, comenta con Periódico 5inco.

 

jorge escobar mata
Jorge Escobar Mata ha transmitido sus conocimientos a nuevas generaciones
5inco

-¿Cómo fue que te invitaron a la Cruz Roja?

“Yo estaba en una institución de ayuda, pero una persona que ya estaba aquí me conoció y él me invitó a hacer filas para la institución de la Cruz Roja… y me gustó… y desde ahí empecé mi etapa de ayudar a la gente”.

Pertenecer a esa benemérita institución no es una decisión que se toma a la ligera, pues para empezar, tiene que haber amor, solidaridad, responsabilidad y el deseo de ayudar a todas las personas que lo requieran.

“Estaba estudiando la secundaria, pero entre semana y durante el fin de semana acudía a ayudar en la Cruz Roja”, confiesa Jorge quien ha tenido al satisfacción de salvar miles de vidas durante esos largos 27 años de servicio.

-¿Qué dijeron tus padres cuando se enteraron de tu decisión?

“Realmente por parte de la familia tuve todo el apoyo. La familia siempre te va estar apoyando a una cosa que es buena, a veces no necesitas estar haciendo cosas malas. Pero en esto tuve el apoyo de mi familia”.

INICIÓ EN EL ÁREA DE JUVENTUD

A casi tres décadas de esa acertada decisión, recuerda que entró al área de Juventud que es donde están los niños de 8 años en adelante.

 

Acudía con entusiasmo a la sede que en ese entonces se ubicaba en bulevar Fidel Velázquez, en la colonia Revolución Verde, a un costado del Hospital General ‘Norberto Treviño Zapata’.

Con el paso de los años, aprendió de actividades comunitarias, los programas que se manejan, recibió capacitaciones, estudios, pruebas y al final un examen que lo acreditaba para hacer lo que más le gusta: salvar vidas.

Y es que al igual que los doctores, especialistas y enfermeras; los paramédicos, socorristas y técnicos en urgencia médica de la Cruz Roja Mexicana, también tiene que actualizarse constantemente: la ciencia va evolucionando.

Para esta profesión se debe tener la sangre fría para ayudar a la gente.

-¿Te ha tocado atender algún accidente muy trágico?

“Sí. Hace años… siempre lo he platicado… me tocó un 14 febrero, que es una fecha del día del amor y la amistad, y hubo un accidente fuerte, fueron más de 15 heridos y fallecidos, fue un accidente que se vio muy doloroso dentro de Victoria”, menciona.

Dice que continuará al servicio hasta que Dios se lo permita.

“Seguiré hasta que Dios me permita y mi familia me siga apoyando. Entre esos 107 años que tiene la Cruz Roja yo ya tengo 27”, menciona.

 

Equipo de Cruz Roja
Son un equipo, en la delegación de Cruz Roja
5inco