Fraude millonario inhabilitará a Almaraz

<em>El esquema de endeudamiento a 20 años se replicó en el municipio fronterizo entre Garza Barrios, Eugenio Hernández y el propio Almaraz. Se obtuvo financiamiento por 243 millones de pesos, pero las obras se realizaron sólo en un 8 por ciento </em>
Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Pese a haberse obligado -vía contrato- a pagar como entonces Secretario de Finanzas del Gobierno Estatal, unos 120 millones de pesos para el Proyecto Integral de Alcantarillado Pluvial (PIAP) de Nuevo Laredo, Óscar Almaraz Smer incumplió, por lo que en las próximas horas se presentará una querella en contra suya, en la que será incluido el ex gobernador Eugenio Hernández Flores, así como varios constructores.

El caso podría empeorar y llegar al punto de inhabilitar legalmente a Almaraz Smer en su deseo de convertirse en candidato priista a la Presidencia Municipal de Victoria.

La acción jurídica deriva de una investigación solicitada por el actual alcalde de Nuevo Laredo a la empresa Consultores Mexicanos en Proyectos de Ingeniería, S.C., despacho que en enero pasado difundió las conclusiones sobre el estudio efectuado al Colector Campeche del fronterizo municipio.

EL INFORME

Compuesto por poco más de 5 mil fojas, el informe descubre la serie de operaciones simuladas por la administración municipal de Nuevo Laredo (2008-2010) que presidió Ramón Garza Barios; por la estatal (2005-2010) a cargo de Eugenio Hernández Flores; y por su ingeniero financiero, el ex Secretario de Finanzas, Óscar Almaraz Smer.

Luis Eduardo Ávila Vega, consultor encargado del análisis, recordó que la administración 2008-2010 de Nuevo Laredo, que estaba en manos de Ramón Garza Barrios, contrató un crédito por 241 millones 962 mil 884 pesos con el Banco de Desarrollo de América del Norte (NADBANK, por sus siglas en inglés), para pagar el Proyecto Integral de Alcantarillado Pluvial, el cual costaría alrededor de 483 millones de pesos.

Con el empréstito del NADBANK se cubriría el 50 por ciento de la obra, mientras que la otra parte iba a ser pagada por el Gobierno Municipal y por el Estatal, en sumas iguales.

“El 18 de marzo de 2008, el H. Ayuntamiento de Nuevo Laredo, Tamaulipas, firmó el contrato de crédito No. COFIDAN TM0203, por un monto de 241,962,884.00 pesos, para financiar parcialmente el Proyecto Integral de Alcantarillado Pluvial de Nuevo Laredo, Tamaulipas (PIAP)”, se lee en el informe de la empresa.

“Hoy, luego de varios meses de investigación, la empresa Consultores Mexicanos en Proyectos de Ingeniería, S.C.; presentó las conclusiones sobre el estudio realizado al Colector Campeche”, se añade.

Entre las conclusiones de la investigación, están:

“La falta de aportaciones del Gobierno Estatal (2005-2010) y Municipal (2008-2010) provocó un déficit de recursos financieros, lo cual afectó la conclusión de las obras”.

Además, se aprecia en el informe, la empresa Microtunel construyó menos del 8.9 por ciento de la obra contratada, pero cobró, sólo en la administración 2008-2010, “la suma de 37,577,389.54 pesos que representa el 51.16 por ciento. Este monto incluye un anticipo no amortizado por un valor de $16,003,908”, se resalta.

“Debido a que el Ramal II sólo tuvo avance real de obra del 8.9 por ciento se tiene afectación del funcionamiento integral del Colector”, se aprecia en el Informe.

1,1-colector

‘LLUVIA’ DE QUERELLAS

Óscar Enrique Rivas Cuéllar, diputado local con licencia, advirtió que el proceso electoral en curso no impedirá que se presenten las querellas contra Óscar Almaraz, Eugenio Hernández Flores y Ramón Garza Barrios, en las que se señalará también al ex Secretario de Obras Públicas del Gobierno de Tamaulipas, Alberto Berlanga Bolado.

Rivas advirtió que existen elementos para suponer que Hernández, Almaraz y Garza Barrios, junto con colaboradores involucrados directamente en el proyecto, desviaron millones de pesos que habían sido etiquetados para el PIAP, desconociéndose dónde acabó ese dinero.

“Inclusive, el ex alcalde (Garza Barrios) ha manifestado y ha expresado que él puso la parte que le correspondía a él, pero que fue en su momento el ingeniero Eugenio Hernández quien no aportó el dinero para que se hiciera la obra”, dijo Óscar Enrique Rivas Cuéllar.

“Hay elementos, según el auditor (de Consultores Mexicanos), para presentarlo ante una autoridad competente, por supuesto… y esta autoridad ya determinará si girará alguna orden de aprehensión o sanción administrativa… la realidad es que el dinero no llegó a su destino y quedaron inconclusas (las obras)”, abundó.

Insistió el diputado local panista que este tipo de fraudes debilitan a las instituciones.

“Yo espero que se llegue hasta la última consecuencia; y finalmente va a ser una autoridad judicial quien decida”, enfatizó.

“Es responsabilidad exclusiva de las autoridades competentes profundizar e integrar los expedientes necesarios, si así lo considera conveniente, para la posible tramitación de querellas que pudiesen surgir por cualquier acto y omisión señalado en el presente informe”, se lee en las conclusiones de la empresa encargada de auditar.

Para el Proyecto Integral de Alcantarillado Pluvial de Nuevo Laredo, Óscar Almaraz Smer volvió a utilizar un esquema de préstamo… ¡a 20 años!

Aunque el PIAP no avanzó ni al 10 por ciento, el Ayuntamiento de aquel municipio para poco más de 200 mil pesos mensuales para cubrir la deuda adquirida, y así seguirá hasta 2028.

Almaraz Smer, en tanto, ahora busca ser alcalde de Ciudad Victoria para desplegar esquemas fraudulentos de ese tipo en esta capital.