Trabajo conjunto para reposicionar más a México en el mundo

Más allá de las relaciones institucionales entre el Ejecutivo y el Senado, la canciller Claudia Ruiz Massieu propuso a senadores del PRI y el Verde fortalecer el trabajo conjunto para hacer realidad el reposicionamiento de México en la agenda global, con un servicio exterior vigoroso que sirva a los mexicanos con más inversión, turismo y empleo. Y que esto también lo sepa y valore al mundo.

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores se reunió este jueves con la mayoría de los legisladores de ambos partidos en la sede senatorial, en donde les hizo ver lo clave de fortalecer los lazos con el Senado, tomando en cuenta que este órgano del Congreso de la Unión es por su naturaleza el gozne necesario para apuntalar las políticas públicas de este sector.

De acuerdo con algunos de los presentes en esta junta privada de poco más de una hora, Ruiz Massieu agradeció además a las y los senadores su pleno respaldo a su antecesor José Antonio Meade; les anticipó que buscará reunirse con las bancadas perredista y panista con el objeto de plantearles también parte de su propuesta al frente de la SRE;  calificó de favorable que ya se haya aprobado al nuevo embajador de México en la Casa Blanca; y no dudó en dejarles claro que trabajará muy de cerca con este órgano del Legislativo para solidificar las relaciones de nuestro país con el mundo.

Teófilo Torres, Miguel Romo y Raúl Pozos, integrantes de la bancada tricolor, señalaron que vieron en la canciller a una mujer inteligente, capaz, que sabe hacer su labor en equipo y que tiene una visión clara de la política exterior mexicana, a sólo unos días de que el presidente Peña Nieto la designara en este puesto.

Incluso, el propio Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los senadores del PRI y presidente de la Junta de Coordinación Política senatorial, le expuso a la funcionaria que estos legisladores no regatearán su apoyo con hechos para que por encima de criterios partidarios tengamos de nueva cuenta como nación una presencia seria, fuerte e importante en los foros internacionales, a partir de la conjunción de la política interna y externa.