Angélica Vale reveló que sufrió acoso en uno de sus trabajos

La actriz, cantante, locutora e imitadora habló de dos oscuros episodios en su vida
a

“Jetas”, machismo, envidias y el retiro de la palabra, son algunas de las conductas que recibió Angélica Vale en dos de los proyectos en los que incursionó hace algunos años.

La actriz, cantante, locutora e imitadora habló de dos oscuros episodios en su vida: en el primero, sus compañeros no la trataron bien, y en el segundo, fue desplazada por ser mujer.

“La Vale”, como también se le conoce, mencionó esta situación en la cápsula “Consejos Angelicales” de su canal de YouTube, donde relató que en uno de sus proyectos no se sentía cómoda por cómo era tratada y en otro no fue valorada por los escritores.

“Me hacían la ley del hielo en un trabajo... Llegaba yo al camerino y nadie me hablaba, ni hola me decían. Yo decía ‘qué hago aquí'”, dijo sobre un proyecto del que no quiso revelar el nombre.

La hija de Angélica María confesó que no se sintió bien en ese trabajo porque la convivencia con sus compañeros de foro no era la mejor.

“Me preguntaban: ‘¿Estás cómoda en tu trabajo?’ Y yo decía ‘No, me choca venir’. ¿Cómo iba yo a estar cómoda? Y entonces ellos se enojaban de que yo decía que no estaba cómoda y no estaba contenta en el trabajo, ¿pero cómo iba a estar contenta si me trataban re mal, si me hacían jetas, si no me dejaban hacer nada? No, no, fue horrible”, confesó.

Señaló que su vida laboral cambió cuando llegó a La Parodia, aunque ahí con el paso del tiempo fue desplazada por el ritmo de trabajo que tenían y los chistes enfocados hacia el género masculino.

“Desgraciadamente estamos en una carrera donde los hombres siguen manejando todo, entonces llegaba un momento en el que al final de ‘La parodia’, yo ya decía: ‘Ya nomás imito a Verónica Castro’. Está padrísimo, pero ya llevaba cinco años imitando a Verónica Castro’. Yo decía pónganme algo más”, comentó.

a

“Estaban haciendo la historia del mundo, pero si te fijas la historia la han contado los hombres y todos los personajes que ponían eran hombres y casi no salía al final... me costaba mucho trabajo porque siguen pasando estas cosas de que a las mujeres no nos toman en cuenta”, recordó Angélica Vale.

De acuerdo con su experiencia, los escritores y productores de La Parodia incluían muchos chistes con albures, que es un humor con doble sentido muy pesado y característico de México, en el que sólo sus compañeros como “Los Mascabrothers” o Arath de la Torre eran incluidos.

“Empezaban con un humor más subido, como la albureada, que es un doble sentido muy fuerte en el que las mujeres siempre vamos a perder, ahí nos podemos meter a cotorrear. A mí no me gustaba decir albures y muy pocos dobles sentidos, los escritores sabían eso”, recalcó.

“Fueron cosas que se les fueron de las manos, escribieron sólo cosas de hombres. Faltan mujeres escritoras, mujeres productoras, ni modo que estuviera yo ahí sola. Todo eso va cambiando”, remató.

a

Esta no es la primera vez que Angélica Vale habla de sus tropiezos dentro de sus trabajos. El año pasado reconoció que la telenovela Y mañana será otro día... mejor, que Televisa transmitió entre abril y julio de 2018, no tuvo el resultado que ella esperaba, principalmente por el horario en que la transmitieron.

“Era una novela muy padre y muy divertida, ahí voy con toda la ilusión del mundo a grabarla y todo y al final la pusieron a las cuatro de la tarde, ¿quién me iba a ver? Nadie. Ni mi mamá”, aseguró.

Y es que para Vale el asunto del horario fue clave para la telenovela producida por Carlos Moreno y que contó además con Diego Olivera, Alejandra Barros y Luis Hacha.