Américo Garza desmiente las acusaciones de Érika Luna

El empresario acusó a la hermana de Karla Luna, de inventar cosas y difamarlo para conseguir publicidad.

a

Gustavo Adolfo Infante, en su programa 'De primera mano', entrevistó al empresario Américo Garza, quien fuera el esposo de Karla Luna (q.e.p.d.), esto con el fin de preguntarle sobre el reencuentro que sus hijas tendrán con la familia de la desaparecida comediante esta tarde. 

Y aprovechando el enlace con el ahora esposo de Karla Panini, el periodista le preguntó sobre el supuesto problema que existía con Memo del Bosque, pues hace unos días trascendió que éste cobraba una comisión para que 'Las lavanderas' pudieran estar en el canal Telehit.

Gustavo preguntó si esto era cierto, a lo que el empresario respondió: "Es mentira, están queriendo involucrar a más gente en la película para que siga el movimiento, y al rato van a inventar más cosas. No quieren dejar que esto muera, Érika (hermana de Karla Luna) busca seguir atando y ver a quien más mete en la discusión. Con Memo no hay problemas". 

a

Y aseguró que Érika ha buscado exagerar las situaciones, para siempre estar en todos los medios: "Dice que en todos los hoteles golpeaba a Karla, pero hay cámaras, que busquen pruebas, que me enseñen los videos, que los busquen, o las quejas del hotel; esta mujer es mitómana, tiene un problema de mentiras, de vivir a través de su hermana, siempre le tuvo envidia. Todo lo que ha dicho es mentira, nadie le robó a Karla, más que ella, ella hacía desaparecer el dinero. Me enteré porque yo sí revisé las cámaras y ella fue la que robó. También robaba en las tiendas que yo le puse a Karla, los convirtió en burdeles, las quebró".

Además aseguró que las grabaciones existentes, que la familia ha dado a conocer en las redes y en los medios, son falsas, y que las han alterado. Pues aunque sí había mensajes con Panini, nunca le pidió que le hiciera daño a Luna. También dijo que todo se trata de una estrategia para dar publicidad a la bioserie que la familia está planeando: "Pueden hacer una novela o lo que quieran, pero no pueden usar nombres, imágenes, ni personificarnos, todo está registrado y no tienen los derechos. No pueden ni usar vestimentas similares".

a

"Érika miente, cambia las cosas para que ellos queden bien. Hay muchas discrepancias con lo que dice, la realidad es que cambia las cosas y después se confunde. Sacan pruebas pero no están hechas por nosotros. Agregan más personajes a su beneficio, y si hay algo malo, que me denuncien por lo que quieran, yo sé que no hice nada de lo que ellos dicen, no así", agregó.

Y sobre la videollamada que sus niñas tendrían con la familia, dijo que no sabian si ellos se conectarían, y aseguró que las pequeñas no estaban ansiosas con la cita, pero que lo harían: "Yo promoví la llamada, dicen que fue una estrategia para evitar unas consecuencias que se venían. Siempre les digo que me llamen, que las busquen, pero no tienen la iniciativa". 

"Los he invitado a que me llamen, no ha sucedido, yo promoví estas llamadas virtuales porque es la única manera que se puede ahorita, entonces vamos a ver si asisten", finalizó; hasta el momento no se sabe si sí se dio el encuentro con la familia.