Decepcionado con el desempeño del equipo

Cabizbajo y con la seriedad que se le caracteriza, Ricardo Cadenas entrenador de Correcaminos dio sus impresiones del partido donde su equipo cayó ante Lobos BUAP dos goles por uno.
Cabizbajo y con la seriedad que se le caracteriza, Ricardo Cadenas entrenador de Correcaminos dio sus impresiones del partido donde su equipo cayó ante Lobos BUAP dos goles por uno.

“Por su puesto un mal resultado para nosotros y tristes por no poder ante nuestra afición ofrecer un mejor espectáculo, no necesitamos un milagro para ganar allá, hay que ir a proponer, cambiar la cara de lo que hicimos hoy completamente y buscar con vergüenza un resultado para avanzar”, inició.

El estratega universitario aseguró que de su parte confía en darle la vuelta a la serie el próximo domingo en Puebla, pero asevera que la última palabra la tendrán sus pupilos.

“Yo si estoy confiado, a los jugadores habrá que levantarlos, sacudirlos, apapacharlos en ese sentido para buscar que no se me caiga nadie, porque yo se los digo, yo no estoy derrotado para nada y yo buscaré los once que quieran participar con vergüenza para sacar esto y traernos la serie”, sostuvo.

Cadena afirmó que hubo cierto pánico escénico en varios de sus elementos, “Bastantes, yo tengo que conversar con ellos porque no es común y no es normal, al menos no me habían manifestado ninguna sensación de ese tipo en otro momento, y hoy fue algo muy diferente por eso me voy triste y dolido”, comentó.

Se le cuestionó que cuales serán los factores para poder sacar el resultado en el partido de vuelta, a lo que el entrenador respondió: “ir por todo, no tenemos margen de nada, ni de error, es de vida o muerte y tenemos que ir a buscar con lo que tenemos que ir a buscar con lo que tenemos obviamente presionar desde el arranque del partido, ir a proponer, apretar la salida, ahora sí que ir por todas las canicas”.

Hoy nos faltó jugar colectivamente, no sentí al equipo bien con la pelota, tampoco lo sentí ansioso, al contrario en balones simples, se nos quedaban, se nos atoraban y muchas cosas más nos hicieron falta”, sentenció.