Por fin, una buena

Muchas veces he cuestionado y criticado desde aquí el trabajo de los Diputados locales, sobre todo porque una gran mayoría de ellos son muy dados a llevar a la tribuna legislativa simples ocurrencias a las que dan forma de iniciativa.
Hoy, sin embargo, quiero reconocerles el mérito a los legisladores, sobre todo a quienes integran la Comisión de la Familia, por una serie de reformas que harán al Código Civil del Estado, y que seguramente repercutirán a favor de cientos o miles de niños tamaulipecos.
La iniciativa de decreto que adecua el ordenamiento normativo en cuestión, debió quedar dictaminada a favor este miércoles en la sesión de la Diputación Permanente, pero los diputados decidieron posponer el trámite “para enriquecerla aún más”. Seguramente la próxima semana quedará lista.
Desde mi perspectiva muy personal creo que, ésta será una de las reformas más importantes realizadas en muchos años por el impacto social que tendrá, particularmente hacia dentro de la familia tamaulipeca.
Le cuento: las reformas a diversos artículos del Código Civil de Tamaulipas buscan evitar o poner fin a esa práctica muy recurrente en los juicios de divorcio, en la que uno de los padres utiliza a los hijos como instrumento de venganza o de presión hacia el otro.
Impulsadas por el rencor o un afán de revanchismo, o incluso asesorados por los mismos abogados, muchas parejas inmersas en un juicio de divorcio alientan en sus hijos el odio, rencor, temor o desprecio, para dañarse mutuamente sin reparar en el trauma terrible que generan en los menores.
Pues bien, la acción legislativa que “cocinan” los diputados establecerá en la ley consecuencias severas para quien incurra en esa práctica.
Dos aspectos tienen especial relevancia: uno, el padre que resulte responsable de lo que técnicamente se denomina alienación parental, como se define a esa conducta de usar como “arma” a un hijo contra el otro progenitor, perderá la custodia y la patria potestad del menor; y dos, la alienación parental será calificada como una forma de violencia familiar que será sancionada como tal.
Insisto en que los beneficios de esta reforma serán enormes porque hay cientos o miles de menores que no solamente se están enfrentando al trauma emocional que les genera un divorcio, sino que tienen que soportar o padecer ese afán de uno de los padres de utilizarlos como “arma” contra el otro progenitor.
Todo ello bien justifica el reconocimiento a los diputados locales.

EL RESTO

EL PRI formalizó la convocatoria de la sesión del Consejo Político, en el que se elegirá al nuevo Presidente del Comité Directivo Estatal.
El evento será el sábado a las 12 horas en el gimnasio de la Universidad Lasalle.
¿Serán capaces los priistas de elegir a su dirigente sin avivar su divisionismo? Ya falta poco para saberlo.

ASÍ ANDAN LAS COSAS
[email protected]