Aprueban de panzazo

La Sexagésima Cuarta Legislatura de Congreso del Estado cerró éste domingo su primer periodo ordinario de sesiones.

Los diputados se irán a descansar 30 días para regresar el 15 de enero, cuando iniciará el segundo de cuatro periodos ordinarios que tendrá la legislatura.

La oportunidad es propicia para hacer una obligada evaluación del desempeño que tuvieron los 36 legisladores.

Si se tratara de ponerles una calificación, me parece que apenas alcanzaron un 6.

En lo personal creo que no respondieron a las expectativas que ellos mismos generaron. La calificación aprobatoria se la ganaron solo por el desempeño de las bancadas opositoras, que supieron asumir un rol más protagónico y enérgico a la hora de debatir.

Aunque muchas veces exageraron y cayeron en el insulto y la ofensa, los diputados de oposición al menos no se quedaron callados como en anteriores legislaturas.

Lamentablemente, en lo general siguieron abusando en la presentación de iniciativas de punto de acuerdo con exhorto, de las que ya hemos insistido no generan ningún beneficio social.

También presentaron bastantes iniciativas que son totalmente inviables pese a que habían prometido que no llevarían ocurrencias ante el Pleno.

Ojalá y que dentro de los propósitos de Año Nuevo para el 2020, los diputados incluyan uno relacionado con la mejora en su desempeño durante el siguiente periodo ordinario de sesiones.

Las fechas son propicias para que cada uno haga una reflexión acerca del desempeño que tuvieron. Si son honestos con ellos mismos entenderán que nos salieron a deber a los tamaulipecos.

Nosotros queremos insistir en dos aspectos: uno, deben entender que la eficiencia de un diputado o una legislatura no se puede medir por el número de iniciativas que presente o le aprueben. La eficiencia se mide por la calidad y no por la cantidad de las acciones legislativas.

Y dos, deben dignificar el debate. Las participaciones en tribuna tienen que ser con argumentos sólidos y con fundamentos legales, y no con insultos y ofensas.

Para lograrlo hay que prepararse. Al menos deben leer previamente lo que van a llevar a tribuna. La improvisación nunca ha sido buena y muchas veces hace pasar vergüenzas.

Veremos si son capaces de aprender de la experiencia. Tan pronto inicie el próximo periodo ordinario de sesiones lo sabremos.

EL RESTO… 

ADELANTADOS.- Todavía se ve lejano el 2020, pero hacia dentro de los partidos políticos la sucesión gubernamental en Tamaulipas ya inició.

Igual en el PAN, que en el PRI, Morena y el resto de los minipartidos, ya se andan cruzando apuestas sobre quienes serán los elegidos para entrar a la contienda por la silla principal del Palacio de Gobierno.

Dos son, sin embargo, los institutos políticos donde la disputa estás más polarizada, porque hay demasiados interesados en la estafeta y todos se sienten con posibilidades de lograrla. Se trata del PAN y Morena. Ya les detallaremos el escenario.

ASI ANDAN LAS COSAS.

[email protected]