Ambiciosos

YA EMPEZARON.- Cuando apenas han transcurrido tres días desde que Andrés Manuel López Obrador asumió formalmente como Presidente de la República, en Tamaulipas ya comenzaron los pleitos entre aquellos que se sienten con méritos o derecho para ocupar un cargo público en las oficinas que la federación tendrá en la entidad.

No debemos asombrarnos por lo que está ocurriendo. Aquí advertimos en su momento que la rebatinga era inevitable. De hecho, desde el momento mismo en que Morena arrasó con la elección del uno de julio, comenzaron a formarse grupitos de poder para pelear por esos espacios.

El pasado domingo, durante la irónicamente llamada “marcha de la unidad”, en apoyo al Gobierno entrante de Andrés Manuel, esos enconos quedaron al descubierto. Personajes como Eduardo Gattás y Enrique Yáñez, enseñaron su ambición por el poder.

Frente a ese escenario, alguien desde la federación o la dirigencia nacional de Morena tendrá que venir a poner orden antes de que las cosas se salgan de control.

Urge un manotazo que calme los ánimos porque está en puerta la selección de candidatos a diputados, y ahí el número de suspirantes por una candidatura es muchísimo mayor.

PERFILAN A JUEZ.- A menos que haya contra orden de último minuto, el doctor en Derecho, Humberto Dragustinovis Perales, se perfila para asumir la titularidad del Tribunal de Justicia Administrativa Municipal.

Será el Cabildo el que elija de entre varios aspirantes al sustituto de Luis Enrique García Portales, pero Dragustinovis lleva mano en la competencia.

El también catedrático y funcionario de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, tiene una trayectoria destacada y honorable en el servicio público y como docente, por lo que seguramente no habrá impedimento para que el Cabildo palomee su designación.

De ser así, el Tribunal quedará en buenas manos.

LLAMADO PARA PROFEPA.- El saqueo del paraíso natural que existe en el municipio de Miquihuana, es terrible. La tala clandestina y la cacería furtiva son actividades que se realizan con absoluta impunidad.

Las denuncias que nos llegan apuntan más allá de una mera negligencia, o ineptitud, de las instancias encargadas de investigar los delitos que ahí se están cometiendo.

Esperemos que ahora que inició el nuevo Gobierno y que su bandera principal es el combate a la corrupción y la impunidad, alguien indague las razones por las que la delegación estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ha estado tan apática.

No es normal ni lógico tanta ceguera de la instancia responsable de cuidar los bosques.

LA PRIMER PRUEBA.- Si se concreta la reducción de hasta un 40 por ciento al presupuesto de la Sagarpa en el país, que pasaría de 72 mil millones de pesos en 2018 a 50 mil millones en 2019, habrá una rebelión campesina en Tamaulipas y seguramente en el resto de los Estados graneros.

Así lo han dejado entrever algunos dirigentes de las más importantes organizaciones campesinas en la entidad. Podemos decir entonces que se está gestando la primera prueba de fuego que enfrentará el Gobierno entrante.

Habrá que ver.

 

ASÍ ANDAN LAS COSAS

[email protected]