Maricela pide ayuda para su hija; sufre convulsiones 

Viven en el Ejido Loma Alta, desde donde lanzan un llamado de auxilio. 

FOTO 1

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Desde el ejido Loma Alta de Victoria la señora Maricela, pide ayuda para su pequeña hija que sufre de convulsiones.

El gestor social Eliax Hernández e Idalia Reyes de "Manos Unidas" acudieron a dar auxilio a la madre de familia y llevaron un poco de despensa.

Debido a la contingencia por la pandemia muchas familias se encuentran sin lo más indispensable para sobrevivir y la de Maricela no es la excepción.

FOTO 1
El gestor Eliax Hernández les llevó la primer ayuda. 

“No habíamos recurrido a pedir apoyo porque mi esposo tenía trabajo y como sea salíamos adelante pero con esta situación él  quedó desempleado”.

La urgencia es por los medicamentos que toma la niña que padece convulsiones; al no contar con un refrigerador la medicina se echó a perder.

“No le he podido dar el medicamento porque caducó, yo no tengo luz me la pasan y no tengo refrigerador”, dijo Maricela.

FOTO 1
El panorama es más adverso, por la crisis por coronavirus. 

Una de las medicinas tiene un costo de 1,500 pesos y otra puede llegar a costar hasta 3000 pesos.

La situación de la familia es dramática porque ni siquiera tienen dinero para comprar la leche Nido deslactosada y los pañales etapa 4.

 

MEDICAMENTOS QUE NECESITA:

- ATEMPERATOR  solución 100mg/ml pediátrico

- Keppra - Levetiracetam solución 100mg / ml frasco con 300 ml.

FOTO 1

A través de un video, Eliax Hernández activista -que realiza un excelente trabajo en la comunidad al gestionar apoyo para los más vulnerables- invitó a servidores públicos y personas a unirse a la causa de la pequeña.

A la vez se compromete a hacer llegar toda clase de ayuda hasta la vivienda ubicada en Calle Esmeralda manzana 21 lote 1 en ejido Loma Alta.

-Para contactar a la Señora Maricela pueden llamarla al 834 269 38 09.

- Si no pueden acudir al domicilio, llamen a Ellax Hernández al 834 271 24 61 y él entregará tu donativo de pañales, leche, medicinas o despensa.

Lo más importante es la donación de un refrigerador o frigobar para conservar los medicamentos.

Durante esta crisis protejamos a los más vulnerables, aquellos que se quedaron sin empleo para sostener a la familia.