Maestra… ¡del abuso!

En escuela “Ricardo Flores Magón” de Reynosa, les pone recado a alumnos en el brazo
Reynosa, Tamaulipas.- Con lágrimas salió de su escuela un menor, luego de haber sufrido acoso escolar por parte de su propia maestra.

Fue su madre, la señora Denisse “N”, quien se quejó del trato recibido por su hijo.

Y es que al menor no solamente se le llamó la atención y se le escribió un recado en el cuaderno, sino también se le colocó una hoja con un escrito en el brazo.

Molesta aún por el actuar de la maestra de su hijo, la madre de familia dijo que estaría presentando la queja ante la oficina regional de Derechos Humanos y en la propia oficina de la Secretaría de Educación de Tamaulipas.



“La maestra se llama Marisol Molina, me manda recado porque los niños estaban jugando Charlie-Charlie”, explicó.

“No le bastó mandarme un recado, sino que le puso otro en el brazo y eso es lo que hay que aclarar con las autoridades”, dijo molesta la señora Denisse.

A la hora en la que un familiar cercano acudió a recibir al pequeño, se encontró con la noticia de que estaba castigado y no sería recibido en el plantel, hasta que no fuera acompañado por un adulto.

Los menores que junto al hijo de la señora fueron regañados, se encuentran en el segundo grado en la escuela de la colonia López Mateos.

En total fueron 4 a los que castigaron de esa forma por estar jugando en clase, según expresa el recado enviado.

“Mi hijo es muy juguetón y estoy de acuerdo en que se les llame la atención, más si no prestan atención o distrae a sus compañeros”, dijo la señora.

“Pero en lo que no estoy de acuerdo es que lo evidencien de esa manera que lo único que provoca es que los demás se burlen de él y de los demás, que en este caso también fueron castigados de esa manera”, agregó.