Catalina ‘apaleó’ la crisis y el desempleo

Catalina sufrió parálisis facial, renunció a su trabajo; ahora es su propia jefa
Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Después de quedar desempleada por una parálisis facial, Catalina Godínez, le echó todas las ganas a su pequeña empresa y ahora piñatas “La Oruga " está por todas partes.

Lo mismo en fiestas escolares, cumpleaños y hasta celebraciones para adultos, con personajes de la política como Peña Nieto o Donald Trump, cualquier figura que deseen los clientes.



Catalina relata que comenzó hace 17 años la elaboración de piñatas para ayudar a su marido con los gastos de la familia.

Era una obrera en una tienda comercial y el poco tiempo libre lo destinaba a confeccionar sus creaciones.

“En el año 2000 hago mi primera piñata. La actividad surgió por motivos económicos, yo era obrera y mi esposo también trabajaba como hasta ahora, pero el dinero no alcanzaba”, comenta.



El taller está en su propia casa, las piñatas están por todas partes, en el patio, o en el interior.

"Hace cinco años que me dio la parálisis, trabajaba yo en Cablevisión, en atención a Clientes, decidí renunciar por la apariencia de mi cara, es algo que a nadie le deseo, desde ahí me dediqué más  a las piñatas”, agrega.

Los pedidos se hacen con 8 días de anticipación, también se elaboran trabajos para escuelas durante las celebraciones especiales como Día de Muertos, o de la Primavera.



Los precios varían según el tamaño de la piñata: de 200, 130 y 25 pesos las más pequeñas.

Por la parálisis de su rostro, Catalina no podía hablar, ni siquiera mirar.

Nunca se dio por vencida y utilizó el don que tiene en sus manos, además de su espíritu creativo.

¿COMO CONTACTARLA?…

-Puede llamar al teléfono 834 223 02 51 o acudir a fraccionamiento Azteca, bulevar Las Palmas, número 2250

-También accesar a su página de face Piñatas La Oruga y enviar inbox