Pastor detenido se da a la fuga con pareja de otro preso

Un pastor detenido decidió burlar la justicia y aprovechar su salida transitoria para darse a la fuga con la mujer de su compañero de celda.
a

Un pastor que se encontraba detenido en una cárcel de Argentina, contó con el beneficio de pasar 48 horas en libertad; sin embargo, nunca regresó al recinto penitenciario.

Por si fuera poco, ya estando prófugo de la justicia, el pastor Alejandro, como lo conocen en Buenos Aires, compartió una selfie en su estado de WhatsApp, en la que se le ve recostado en una cama, mientras una mujer lo besa en el cachete.

La fémina que lo acompaña en la foto es nada más y nada menos que la esposa de otro pastor detenido y quien fuera su compañero de celda.

De acuerdo con el medio Clarín, ‘los hermanitos’, como se les conoce a los presos cristianos, están indignados por lo ocurrido, es por ello, que le han advertido que si llega a ingresar una vez más a prisión, le harán pagar su traición.

a

Pastor cometió su primer robo a los 10 años

El pastor identificado como Alejandro Claudio Guerrero cometió su primer robo cuando tenía 10 años, a esa misma edad vivía en la calle e incluso consumía cocaína.

Sus atracos los cometía arriba de trenes donde sustraía bolsos y billeteras, para conseguir sus robos aventó a personas a las vías, incluso Alejandro llegó a asesinar por lo que es acusado por robo calificado y portación ilegal de arma de guerra.

De acuerdo con un video difundido en YouTube, llegó a la iglesia carcelaria por negocios: “Quería hacerte creer que era cristiano y tenía mucho contacto con los penitenciarios. Hacía negocios con ellos: vendía la carne que recibía para el pabellón, te cobraba las camas y lo que te puedas imaginar”.

¿Cómo consiguió acercarse a la esposa de su compañero de celda?

Es poco común la muestra de afecto entre los presos por lo que las mayores demostraciones de confianza es la presentación de la familia y hasta el compartir el número de teléfono de sus casas y familiares.

La amistad que había forjado el pastor Alejandro y su compañero de celda de nombre Javier, lo llevó a poder conocer a la esposa de éste, a quien le pidió que le dejara fijar la dirección de su casa ante el juzgado, ya que es uno de los requisitos para quienes están a punto de recibir el beneficio de salida transitoria.

Sin embargo, el pastor salió y nunca más volvió por lo que al difundir la imagen junto a la esposa de su excompañero de celda, la justicia y la policía no son los únicos que lo buscan.