Llegó a su casa y ya lo habían velado y sepultado

Llegó a su casa y ya lo habían velado y sepultado

Al llegar de su trabajo Laurencio se enteró que ya lo habían llorado y despedido
Llegó a su casa y ya lo habían velado y sepultado

Chihuahua.- El señor Laurencio Armendáriz, de 62 años de edad, estuvo días trabajando en una comunidad alejada y al llegar a su casa en Guachochi se llevó la sorpresa de que ya le habían llorado, rezado y sepultado.

De acuerdo con sus familiares, las autoridades les informaron que Laurencio había sido hallado muerto y les hicieron entrega de un cuerpo con características físicas parecidas a las de él y ante su inesperada aparición no saben a quien le dieron santa sepultura.

Ante el error, la Fiscalía Zona Sur explicó ayer jueves que la Policía Municipal no notificó al Ministerio Público sobre la muerte natural del señor y el cuerpo jamás fue puesto a disposición del Servicio Médico Forense (Semefo), por lo que no se hizo una identificación oficial y le dieron el cadáver a los familiares de Laurencio debido al parecido con el fallecido.

El cadáver fue hallado el pasado lunes 20 de diciembre, la causa de muerte, según determinó el médico de Guachochi, fue por broncoaspiración. Posteriormente fue entregado por la autoridad a los familiares de Laurencio el pasado miércoles.

Y al recibir el cuerpo sus parientes iniciaron el procedimiento para su funeral y sepultura en el panteón municipal de Guachochi.

Para la sorpresa de la familia de Laurencio, la misma noche de su sepelio tocó la puerta y todos observaron que se trataba de él, quien regresaba de una comunidad en donde había estado por unos días incomunicado realizando labores de campo.

Pese a estar en shock acudieron ante las autoridades para informar el error y pedir que se invalide el acta de defunción del señor Laurencio.

En respuesta a su solicitud, la Fiscalía Sur adelantó que está en trámite el proceso de exhumación del cadáver, mismo que será entregado a Semefo para que inicie una investigación.

La familia de Laurencio aceptó que quien yacía en la tumba tenía características muy similares a las de su familiar y que al cuestionar a las autoridades sobre el por qué se veía "un poco diferente", les dijeron que se debía a las causas del deceso.

Ante el erróneo caso la Fiscalía de Distrito Zona Sur aseguró que continúan con el protocolo que permita establecer la identidad de la persona muerta.