6 tips para hacer rendir tu aguinaldo

Por ley, los trabajadores tienen derecho a 15 días de aguinaldo o la parte proporcional de no haber laborado todo el año. hasta 80% pierde el rastro de su dinero
Aprovechar y hacer rendir cada peso del aguinaldo sin morir en el intento es el reto de miles de trabajadores de nuestro país, quienes al cierre del año deben vencer la tentación de las compras por impulso y los gasto en fiestas o parrandas.
La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reveló que hasta 80% de los adultos mexicanos pierde el rastro de su dinero, debido a que no planean ni elaboran un presupuesto, lo cual se convierte en un riesgo de caer en el consumismo.

Carolina Oropeza, especialista del despacho Servicios Integrales en Psicología, explicó que el peor riesgo es los "los trabajadores siente que el dinero les quema las manos" durante el fin de año y eso es como una droga que provoca euforia, necesidad de comprar y satisfacer sus necesidades de bienestar.

"En esta época, los empleados reciben el aguinaldo, el fondo de ahorro, las ganancias de las tandas o cajas (de ahorro) que organizan entre los compañeros de trabajo o familiares y no saben qué hacer para no desperdiciarlo.
"Muchos no resisten la tentación de salir, comprarse ropa, accesorios, cenas, regalos o fiestas y, aunque todos tienen derecho de hacerlo, el problema es que no existe la consciencia de que dichas prestaciones acaban y sólo llegan una vez al año, por lo que es necesario emplearlo de forma inteligente", dijo.

¿Qué es aguinaldo y a quién le corresponde?

El Buró de Crédito (BC), empresa dedicada a registrar el historial crediticio de los mexicanos, explicó que el aguinaldo es la cantidad de dinero que las empresas deben otorgar a sus empleados antes del 20 de diciembre de cada año.
Indicó que de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo dicha gratificación es equivalente a un mínimo de 15 días del sueldo base que recibe el trabajador, aunque existen algunas excepciones y reglas para hacer valido su otorgamiento.

Entre las más importantes, destacan:

• Si no laboraste un año completo en tu empleo actual, el monto del aguinaldo será equivalente al número de días trabajados.

• Si la gratificación supera 30 salarios mínimos vigentes genera impuestos; de lo contrario, está exento de ellos.

• Si trabajas por honorarios, la ley no establece que tengas derecho a recibir aguinaldo.

• Las faltas injustificadas y las ausencias por enfermedad se descuentan del monto que recibes por dicha prestación.

• La prestación se debe pagar con moneda de curso legal, en días y horas de trabajo, y dentro del establecimiento donde se labora o a través de una cuenta de nómina. Además de que no se podrá sustituir con mercancía, vales, fichas u otros métodos de pago.

• El patrón no podrá alegar dificultades económicas de la empresa o la falta de utilidades como justificación para omitir o reducir el pago, pues en ese caso se haría acreedor a una multa.

Tips para hacer rendir tu aguinaldo

Para sacarle mayor provecho al aguinaldo, la Condusef te recomienda:
1. Elabora un presupuesto para tener mayor control sobre el aguinaldo y las prestaciones que recibas durante el fin de año. Esto significa hacer una lista de gastos, pagos pendientes y necesidades de tu hogar, incluidas las deudas y un porcentaje para el ahorro.

2. Planea las compras, no te dejes llevar por la emoción ni lleves todo lo que ofrezcan las tiendas; evita dar el famoso "tarjetazo" y recuerda que el saldo o dinero disponible en este último instrumento de pago no es una extensión del salario y al usarlo debes pagar intereses.

3. Destina una parte para el pago de deudas y comienza con las que generen mayor intereses; fija otra parte para el ahorro, lo que te permitirá contar con recursos para enfrentar un imprevisto.

4. Haz el propósito de invertir un parte de tus ingresos disponibles: puede ser a través del programa Cetesdirecto o fondos de inversión. También es recomendable hacer aportaciones voluntarias en tu cuenta individual de la Afore.

5. Si tu aguinaldo y tus ingresos corrientes no te alcanzan para cubrir todas tus necesidades de gasto o pagos, elabora una lista con las tres prioridades que no puedes dejar de cubrir: deudas, gastos fijos (renta, alimentos, agua, luz, teléfono y transporte) y cuentas por saldar para el próximo año (pago de impuestos, renovación de la póliza del automóvil y deudas o créditos).

6. No destines más de 20 ó 25% del aguinaldo a las fiestas, compra de regalos o cosas innecesarias. Los festejos no están prohibidos y todos tenemos derecho a disfrutar del espíritu navideño. Lo que no puedes hacer es desperdiciar los recursos que recibes cada año.