Violan en autobús a pasajera

Fue golpeada y violada cuando viajaba en un autobús ETN de la Ciudad de México a San Luis Potosí
San Luis Potosí.- La esposa del ex presidente estatal del PRI y ex diputado local, Adolfo Micalco Méndez, Rosa Margarita Ortiz Macías, realizó, a través de las redes sociales, un dramático video donde asegura que fue golpeada y violada cuando viajaba en un autobús ETN de la Ciudad de México a San Luis Potosí.

Con un visible golpe en el pómulo derecho y usando collarín, narra la dantesca experiencia que le toco vivir, en donde muestra su indignación, lanza un trágico ¡ya basta! a las injusticias que se cometen en contra de la sociedad, pero principalmente de las mujeres.

Rosa Margarita Ortiz Macías y su esposo Adolfo Micalco Méndez

fullsizerender-420x470.jpg_814041340

LA NARRACIÓN

Soy Rosa Margarita Ortiz Macías, hago un llamado al presidente Enrique Peña Nieto a la

Procuradora General de la República, Arely Gómez González, porque es mujer porque quiero que me entienda lo que me acaba de pasar, fui violada y golpeada dentro de un autobús ETN, me violaron, me encañonaron y me golpearon, esto no puede pasar.



Mi hija gracias a Dios estaba encerrada en el baño, el chofer no hizo nada, está en contubernio con los delincuentes, por el amor de Dios ¿qué pasa en México?, por el amor de Dios ¡ya basta!

Hago un llamado a todas las mujeres que han sido objeto de toda esa inseguridad, de toda esa injusticia, y por mi y por las que vienen, porque ya tienen que parar esto, ¡Basta!, por favor señor Presidente haga algo, Procuradora se lo suplicó.

Narra que el pasado martes 8 de junio abordó un autobús en la Central de la Ciudad de México a las 9 de la noche, al parecer era la unidad número económico 5270 y que llevarían alrededor de una hora camino, pasando la caseta de Tepozotlán , cuando tuvieron que detenerse por el tráfico vehicular.

“Se suben 2 sujetos armados… uno de ellos nos dice: todos atrás, su bolso, su dinero, a mi sobrina le pegan con la mano, a mí con la cacha de la pistola y me dicen que me quede ahí”, señala.

qwqwqwq.jpg_37189161

“Se queda otro delincuente en la puerta, nunca opuse resistencia porque sabía que me iban a matar, me pide todas mis cosas, se las doy…”

“Se regresa el otro delincuente y me jala al asiento de adelante y me empieza a violar con la pistola en la cabeza, amenazándome, que me iba amatar si digo algo, que no ponga resistencia, que me va a bajar del autobús y que me va a llevar con él…”

Termina de violarme y se vuelve con los pasajeros, mientras que el otro delincuente me habla y me dice que me quite toda la ropa, pensé que también me iba a violar….”

Con información de El Heraldo de San Luis Potosí