Julión veta sus bailes

Dicen que “nadie experimenta en cabeza ajena”, pero viendo cómo están las cosas y los truenes que han tenido sus compañeros de profesión en la Unión Americana, debido a la cacería de indocumentados ordenada por el presidente Donald Trump, Julión Álvarez decidió, por solidaridad con los migrantes, no trabajar más en el vecino país hasta que mejoren las condiciones de trabajo. 

Julión aseguró que no quiere poner en riesgo a los indocumentados mexicanos y latinoamericanos que asisten a sus eventos en EU y se dijo en contra de la cacería que han implementado en su contra. 

“Mucha gente se arriesga y no le veo el caso, ni creo que el negocio que sea valga la pena. Son muchos mexicanos, colombianos y guatemaltecos los que asisten a nuestros eventos y no quiero exponerlos”, señaló el chiapaneco. 

Agregó que no le preocupa no ir a cantar a Estados Unidos, ya que el noventa por ciento de sus bailes son en México; a cambio aseguró que pretende conquistar un nuevo mercado en Centroamérica, por lo que prepara presentaciones en Guatemala, Honduras, Costa Rica y El Salvador, donde también cuenta con millones de seguidores que no han tenido la oportunidad de verlo.