Agreden al silbante Félix Mora

<em>Jugador del equipo INEGI lo golpea en el rostro durante un partido de la Liga de futbol Jebla-Empresarial</em>

<em> </em>
Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En menos de 15 días dos silbantes fueron agredidos físicamente en el futbol llanero de la capital del estado, esta vez le tocó a Félix Mora Barrón quien recibió un golpe en el rostro por parte del jugador Ramón Alejandro Anaya Serrato del equipo INEGI en partido que se disputaba la noche del martes en la canchita de la Ampliación López Mateos.

INEGI enfrentaba a Mesil en actividad de la Liga de Futbol Jebla-Empresarial, eran los segundos en mención los que se habían puesto en ventaja en el marcador, apenas a los 15 minutos del primer tiempo.

La agresión se derivó debido a que la luz se fue por unos instantes y en ese preciso momento cayó el gol a favor de Mesil, el cual dio como bueno Félix Mora, lo que no agradó a los jugadores del INEGI que la emprendieron contra el silbante, recriminándole que no había sido legítimo, manteniéndose firme el árbitro en su decisión.

bc22193f-8028-4b00-b9c7-d1429481611f

Quién no aguantó fue Ramón Alejandro Anaya pues primero tomó del cuello a Félix Mora para después propinarle el golpe en el rostro, lo lamentable del caso, es que ni sus mismos compañeros de equipo hicieron algo por detener al agresor.

Ante la falta de garantías el silbante optó dar por terminado el partido.

Árbitros de la Delegación Cuatro, al mando de Rubén Sánchez, apoyarán a su compañero Félix Mora para que lleve a cabo una demanda penal en contra del agresor, además de que será ‘boletinado’ para que no juegue en las ligas en las que ellos prestan sus servicios.

Se espera además de que el coordinador de la Liga Jebla-Empresarial, Ramiro Rangel tome cartas en el asunto y lleve a cabo una investigación a fondo para deslindar responsabilidades y de la agresión que sufriera el silbante, para que también lo respalde ya que Félix Mora presentará un dictamen médico dando a conocer la magnitud de la lesión y las consecuencias que podría traer consigo el cobarde golpe, además de que ya se puso en contacto con su abogado a fin de darle entrada a la demanda por agresión.