Despedida en el Polyforum

La salutación de año nuevo del Gobernador, Egidio Torre Cantú, con sus colaboradores fue muy distinta a la de los cinco años anteriores. El ambiente en el Polyforum Victoria, este lunes, fue de nostalgia. Se percibía la pesadez en el semblante de los cientos de funcionarios públicos que acudieron al evento.

Mientras otros años todo era risas, con derroche de buena vibra entre los asistentes, la de ayer fue una auténtica reunión de despedida. No era para menos, fue el inicio de la cuenta regresiva de los nueve meses que le quedan a la administración estatal.

De hecho, el mandatario estatal aprovechó el discurso para despedirse: “quiero que sepan que es la última ocasión en que voy a poder, como Gobernador, desearles a todos ustedes, un feliz año nuevo, pero quiero que sepan que estas son oportunidades, circunstancias, privilegios que nos da la vida…”

Y añadió: “Tuve dos grandes privilegios, uno, el servir a Tamaulipas, y dos, el tener la oportunidad de hacer amigos como ustedes. Donde nos encontremos siempre tendrán en mi a un amigo. Egidio Torre Cantú, siempre estará para servirles donde quiera que nos encontremos hoy y siempre”.

La voz del Gobernador se escuchaba triste. Es normal. Las despedidas nunca son para festejarse. Quizás por eso trato de inyectarle ánimos a los presentes.

“Quedan nueve meses de trabajo. Algunos dicen que son los más difíciles, pero creo que eso es irrelevante. Lo más importante es que todavía tenemos nueve meses para seguir haciendo lo que más nos apasiona a todos: servir a este extraordinario Estado donde tenemos el privilegio de vivir”, les dijo.

Les pidió seguir trabajando con la misma pasión con la que iniciaron hace cinco años.
“Nos toca ahora la consolidación. Nueve meses parecen ser pocos, parecen ser muchos, pero simplemente son nueve meses. Tenemos la oportunidad de seguir dando lo mejor por Tamaulipas”, refirió.

Uno a uno, los asistentes al Polyforum Victoria tuvieron la oportunidad de estrechar la mano del Gobernador. Para muchos será la última vez que lo hagan.

En enero próximo serán otras manos las que estén apretando. Es el ciclo natural del ejercicio del poder público. Un Gobernador se va y otro Gobernador llega.

Pero como dice Torre Cantú, todavía faltan nueve meses. Y nueve meses son nueve meses. Como en el béisbol, esto no se acaba hasta que se acaba.

EL RESTO

Hoy estará en Reynosa el Presidente Enrique Peña Nieto.
La razón de la visita es la inauguración de un hospital. Algo importante, sin duda, para los tamaulipecos.

Sin embargo, la ocasión podría ser propicia para “destapar” al tapado. En el mensaje o en el trato del mandatario federal, podría estar la clave para saber quién será el candidato del PRI a suceder a Egidio Torre Cantú.

Habrá que estar muy atentos. De cualquier modo, la incógnita está por resolverse. Podría ser, incluso , cuestión de horas.

ASÍ ANDAN LAS COSAS

[email protected]