Endulzan su ingenio y emprenden negocio

Emprenden negocio de wafles y frappés, a partir de una tarea escolar. Karla y Sandra sueñan convertir en franquicia a Rock N' Frappé

 
Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En la esquina del 15 Matamoros nació Rock N' Frappé, un negocio creado por dos jóvenes emprendedoras que han reinventado los wafles y los frapeés en la ciudad.

De entrada el póster de los Beatles nos da la bienvenida al lugarcito inspirado en la música rock como nos relatan sus dueñas más adelante.

Karla Jonguitud Lerma y Sandra Patricia Lerma Herrera, ambas de 17 años y estudiantes del segundo de preparatoria en el Ibero, son las talentosas mujeres que decidieron hacer realidad lo que empezó como un trabajo escolar.

5,4-emprendedoras

"Llevamos la materia de emprendedores y presenté este proyecto de los frappés pero me movió tanto que decidí hacerlo realidad e invité a mi amiga Sandra para asociarnos porque a ella también le agradaba la idea de hacer algo real, y empezamos hace dos meses".

En el escaso tiempo de apertura, el éxito de Rock N' Frappé se puede palpar en los llenos totales de la tarde noche. Por cuestiones escolares, abren el negocio de 4 de la tarde a 8 de la noche, de jueves a domingo.

"Estamos pensando en cambiarnos a un lugar más grande porque aquí ya no cabemos. Por las tardes, en una tarde llegamos a hacer hasta 40 waffles, los hacemos al tiempo que los piden, entre las dos ( Karla y Sandra)".

5,2-emprendedoras

Pero todo comenzó con los viajes de Karla Jonguitud a los Estados Unidos, donde veía otro tipo de frapeés, más elaborados, más vistosos y más antojables que lo tradicional.

"Así empecé a buscar los ingredientes y a prepararlos, me di cuenta que me gusta mucho la gastronomía. Mi amiga y yo buscamos los ingredientes por todas las tiendas de la ciudad, elegimos lo mejor de las frutas y del resto de los insumos, porque queremos dar lo mejor".

-¿Pero de dónde surgió el tema rocanrolero?

"En la secundaria tuve un novio que le gusta el rock, y por la historia que vivimos pues me inspiré en él y porque compartimos el mismo gusto por ese tipo de música. De hecho la dona Mercury es por Freddy Mercury y uno de los logos que pronto vamos a tener es de Guns and Roses".

5,3-emprendedoras

Al salir de la escuela, jueves y viernes, las chicas emprendedoras se ponen el delantal y se encierran a preparar los deliciosos waffles para su ya "robusta" clientela, ahí mismo realizan sus tareas escolares, a su corta edad han asombrado a sus familias.

"La verdad se siente muy bonito tener una hija trabajadora, yo no podía creerlo cuando me dijo que estaría en el negocio", dice la madre de Sandra quien está pendiente de las chicas, y se le han llenado los ojos de lágrimas está tarde en que descubrimos el local de los frapeés.

"Los mejores días para nosotros son los domingos porque vienen a libre 17 y llegan por sus frapeés para las novias", manifestó Karla que tiene un lindo carácter, desborda simpatía, característica de los triunfadoras.

La abuela de Karla es productora de quesos en un rancho de Veracruz, proviene de una familia de emprendedores e inteligentes como el Maestro Carlos Jonguitud Barrios, quien fuera su tío y que brilló en el estado de San Luis Potosí gracias a su habilidad política.

"Mi tío Carlos era hermano de mi papá. Nosotros llegamos a Victoria por el trabajo de mi papá en la Secretaría de Hacienda, ahora él está en Veracruz y yo me quedé aquí " .

La difícil empresa de los negocios la asume con positividad la joven empresaria que tiene el apoyo de su mejor amiga Sandra, actitudes valientes que no se ven todos los días en la capital de Tamaulipas.

"A mí me gustan los negocios, me gusta mucho la gastronomía, pero también estoy pensando estudiar cosmetología", dice Sandra.

La mente creativa de Karla no deja de trabajar para crear nuevos frapeés, se dio cuenta que la imaginación no tiene límites.

"Creo que eso lo heredé de mi abuelita la que vende los quesos de Veracruz porque siempre está trabajando en algo. Iré poco a poco y si un día puedo tener mi franquicia sería muy bueno, mientras tanto me gustaría aprender gastronomía, es la carrera que quiero estudiar".

Los frapeés son de oreo, de cajeta, chocolate blanco, nutella, vainilla y cuestan 38 pesos lo mismo que los wafles. Claro que al elegir los ingredientes como dona, gansito, pingüino, chocorrol... el costo aumentará un poco.

Las lunetas, chocorretas, milkyways, chispas de chocolate, minibombones que forman parte del frosting, se pueden pedir también asados.

No hay límite para la imaginación aquí en Rock N' Frappé donde puedes armar tus frapeés y wafles... en la esquina del 15 Matamoros y también están en face e Instagram como @ROCKNFRAPPE.